Bertone en defensa de la Soberanía sobre nuestras Malvinas

La gobernadora Rosana Bertone presentó –este jueves- un anteproyecto orientado a que “todo instrumento jurídico internacional que establezca derechos y obligaciones, sin importar su denominación particular, cuyo objeto y fin involucre directamente a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, deberá contar con la aprobación del Congreso de la Nación”.

Del acto participaron el secretario de Representación Oficial para la Cuestión Malvinas Jorge Argüello, el senador nacional por Tierra del Fuego José “Nato” Ojeda, ex Combatientes de Malvinas, legisladores y demás funcionarios de la órbita provincial y municipal.

La iniciativa legal -que presentará la Provincia en el Congreso de la Nación- fue argumentada en el artículo 75, inciso 22, de la Constitución Nacional.

“Se trata de un tema que nos ocupa y preocupa Provincia”, expresó la Mandataria fueguina, quien recordó que en su momento “tuvimos un acuerdo en la designación de Jorge Arguello para realizar un trabajo orientado a mejorar nuestra posición con respecto a la relación con la Cancillería Argentina, cosa que estamos realizando”.

En ese marco dijo que “Jorge me ha planteado una idea que queremos compartir, para ver si, de común acuerdo, podemos desde la Provincia de Tierra del Fuego seguir fijando una verdadera política de estado respecto a Malvinas”.

“No creo que tengamos que hacer de esta causa ninguna cuestión partidaria”, manifestó la titular del Poder Ejecutivo Provincial, más allá de que “tampoco me parece prudente las expresiones que se han realizado” porque “no creo que un tuit pueda mejorar la posición desde el punto de vista legal, de lo que nosotros como provincia tenemos que plantear”.

Señaló la necesidad de “avanzar en algo superador, aunque dispuestos a escuchar las propuestas y a trabajar en conjunto con los aportes que todos pueden hacer, y que serán muy bienvenidos”.

Con los consensos necesarios

“Nosotros, después de la guerra hemos venido funcionando como país con algo que se denomina acuerdos simplificados, ejecutivos”, con los que “los presidentes han acordado lo que les ha parecido que era lo más correcto”, señaló Arguello.

El Secretario de Representación Oficial para la Cuestión Malvinas observó no obstante que “eso no es correcto, porque si Malvinas es una ‘cuestión de estado’ debe tener alto nivel de consenso, y eso lo debe ir a buscar el Presidente, cualquiera sea quien ejerce la Primera Magistratura de la Nación”.

“Antes de acordar nada con los británicos (el titular del Poder Ejecutivo Nacional) debe ir a buscar consenso a donde están los representantes del pueblo, es decir en las dos cámaras del Congreso de la Nación”, sostuvo el funcionario, quien lamentó que “esto que parece obvio no se ha hecho desde 1982”.

En virtud de ello, dijo, “la Provincia está tomando el liderazgo y creo que este proyecto va a marcar un hito en la negociación bilateral con el Reino Unido de Gran Bretaña sobre la disputa de soberanía”.

Arguello consideró que “es muy importante que todos los sectores políticos sean parte de esto, porque es una movida que es para bien de todos”.

“Lo que pretendemos es que se abra la discusión”, subrayó, y observó que “si los acuerdos bilaterales se celebran sin consulta y sin el acuerdo de las cámaras del Congreso, entonces estamos en una situación complicada; pero se si abre la discusión a los representantes de las provincias y del pueblo, entonces habrá que ceñirse al resultado de la consulta”.

Además advirtió que “si nosotros no llenamos de consensos serios y patrióticos la cuestión Malvinas no vamos a poder avanzar en la negociación bilateral, que es lo que nos manda la Organización de las Naciones Unidas”.

Remarcó que “en política internacional, cuando un país que está en disputa con otro muestra altos niveles de consenso doméstico mejora su posición”.

Tras destacar que “siempre hemos tenido el acompañamiento de todos los bloques, inclusive de los oficialistas”, el senador Ojeda consideró que la Cámara que integra “es un lugar propicio para buscar voluntades, porque somos muchos menos en el Senado que en Diputados; así que sería importante arrancar por ahí”.