Santa Fe: Proponen reemplazar golosinas, por alimentos saludables en cajas de supermercados

Jorge Henn, elaboró un proyecto para que se eliminen los dulces y bebidas azucaradas de la línea de cajas de los supermercados y autoservicios de Santa Fe y se reemplacen por alimentos saludables, tales como frutas y productos regionales que no sean nocivos para la salud.

“Buscamos combatir un flagelo que afecta a gran parte de la población argentina y que no discrimina entre adultos, niños, niñas o adolescentes” explicó a la La Capital el legislador del Frente Progresista, y añadió: “Estamos alarmados por los datos arrojados por la Encuesta de Factores de Riesgo”.

Según el relevamiento, el 61% de los argentinos tiene exceso de peso, de las cuales un 36% sufre de sobrepeso y 25% de obesidad. “El exceso de peso condiciona múltiples complicaciones a nivel cardiovascular, renal, y otras enfermedades metabólicas”, señaló Henn.

Los datos son coincidentes con los de la Segunda Encuesta Nacional de Nutrición y Salud presentada en septiembre de 2019 arrojó datos donde “el 41,1 por ciento de los chicos y adolescentes de entre cinco y 17 años tiene sobrepeso y obesidad en la Argentina”.

Asimismo, explicó que “existen evidencias de que la exhibición de alimentos de baja calidad nutricional en lugares donde el comprador se detiene, genera alta influencia en el consumo”. Y agregó: “El entorno alimentario condiciona la elección, la compra y adquisición de los alimentos, y se encuentra influenciado por la publicidad y el marketing”.

“Todos alguna vez tuvimos que esperar en la línea de caja del supermercado rodeado de dulces, gaseosas y alimentos que no son buenos para la salud y terminamos llevando algo que no teníamos planeado comprar. Más aún, aquellos que van con niños y quedan atrapados entre góndolas abarrotadas de dulces y colores que llaman su atención”, graficó.

Henn indicó que el proyecto, que cuenta con el aval del Colegio de Nutricionistas de Santa Fe, procura combatir un padecimiento que afecta a los chicos y jóvenes. “Nos venimos ocupando desde hace muchos años para que estos índices comiencen a bajar”, señaló el diputado santafesino, y concluyó: “Es un tema que requiere de acción en varios campos y por eso estamos presentando este texto”.

En ese sentido, destacó que el Reino Unido fue uno de los primeros países en prohibir la venta de dulces para reducir la obesidad infantil. Se trata de una propuesta del gobierno británico para contribuir a la lucha contra este flagelo. Sostienen que de esa manera, se les brinda más “poder” a los padres para decidir sobre los alimentos que compran a los pequeños.

Finalmente, recordó que en la Argentina la provincia de Río Negro fue una de las pioneras en legislar sobre este tema, aprobando una Ley que posee similares características a la planteada por el diputado Henn en la Legislatura santafesina.