ATE solicita tres pedidos expresos que Melella deberá evaluar cuando asuma su mandato

Los dirigentes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) que se reunieron con Federico Runín, en representación del equipo de transición del electo gobernador, Gustavo Melella, formularon tres pedidos expresos que deberán ser evaluados ni bien el mandatario provincial asuma su cargo.

De acuerdo a lo expresado por los representantes sindicales reunidos, le solicitaron a Runín: elevar el monto del salario mínimo de los empleados estatales, discutir condiciones del convenio colectivo de trabajo y evaluar mejoras a las condiciones de devolución de los préstamos que los trabajadores tomaron ante el banco provincial.

Suba de salarios
Según lo expresado por el secretario general de ATE Río Grande, Felipe Concha, “le pedimos a Runín que evalúen elevar el salario mínimo de 25 mil a 45 mil pesos. Es una suba sustancial, que mientras discutimos un porcentaje de aumento, nos permitiría aliviar el bolsillo de los trabajadores”.

“Hoy los trabajadores estatales provinciales cobran salarios de pobres. No podemos arrancar el año con este nivel salarial porque el trabajador está desmotivado, ve que su esfuerzo diario no le alcanza para que su familia viva con dignidad”, remarcó el dirigente.

En cuanto a la posibilidad de acordar, expresó que “tenemos esperanzas de ponernos de acuerdo prontamente” y enfatizó que “es alentador que estemos discutiendo cuando aún no asumieron porque esto evita lo que ya ha pasado en otras oportunidades, que arrancamos a negociar en marzo y terminamos llegando a un acuerdo, con la mejor de las suertes, en junio o julio”.

“Hay muchos más temas, como por ejemplo cuestiones amplias del convenio colectivo de trabajo que queremos discutir porque hay muchas mejoras para hacer que resulten en condiciones laborales que sean mucho mejores que las que actualmente tiene el trabajador del Estado provincial”, admitió.

Endeudados
Otro de los puntos que más debate requirió tuvo que ver con una propuesta que formuló ATE para que el nuevo gobierno provincial evalúe la posibilidad de morigerar los plazos y el impacto de los intereses de los préstamos personales que cientos de trabajadores tomaron ante el Banco de Tierra del Fuego.

En ese sentido, Concha dijo que “tenemos conocimiento que cientos de trabajadores estatales provinciales tuvieron que tomar préstamos en el Banco Tierra del Fuego porque no llegaban a fin de mes”.

“No hablamos de préstamos para cambiar el auto o irse de vacaciones; estamos hablando de préstamos para poder cubrir la tarjeta de crédito con la que compraron comida o para hacerle frente a una emergencia familiar”, recalcó.

Así, el dirigente aseveró que “hay cientos de familias estatales endeudadas, imposibilitadas de cubrir esas obligaciones porque no les alcanza lo que ganan y la verdad, no nos parece justo que esté pasando eso”.

“Por eso le dijimos a Runín que deberían evaluar alguna forma de estirar los plazos de esos préstamos o incluso considerar deducciones de intereses para que puedan cumplir pero sin descuidar otros gastos a los que deben hacerle frente todo los meses”, explicó.

Próxima reunión
Tanto Runín como Concha coincidieron en volver a reunirse para seguir analizando cada uno de los puntos planteados. De esa forma, el diálogo, lejos de cortarse, seguirá avanzando hasta lograr un punto de acuerdo.

“Nosotros le dijimos a Runín que queremos volver a reunirnos, al menos una vez más antes de que Melella asuma su cargo e incluso le planteamos que en la próxima reunión debería estar Melella, porque sabemos que ya se reunió con varias agrupaciones y entidades sindicales”, precisó.

De esa manera, el dirigente estatal admitió que “somos optimistas, mientras haya diálogo y buena disposición para seguir negociando, que es lo que vimos en Runín, a quien conocemos de muchas discusiones en el ámbito municipal. Tenemos esperanza de llegar a un buen acuerdo”.