Autoridades provinciales visitaron bases antárticas Esperanza y Marambio

El Secretario de Malvinas, Antártida, Islas del Atlántico Sur y Asuntos Internacionales de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Andrés Dachary y la Ministra de Obras y Servicios Públicos de la Provincia, Gabriela Castillo, realizaron una visita oficial a las bases argentinas Esperanza y Marambio en la Antártida, con el objetivo de conocer la realidad de ese sector de la provincia y acompañar desde el Estado Provincial el trabajo de consolidación de soberanía que allí se realiza.

Dachary dijo al respecto que “es una emoción muy grande visitar esta parte de nuestra provincia y conocer la inmensa tarea que hacen las mujeres y hombres en nuestras bases”.

“El objetivo es complementarnos y acompañar desde el Gobierno Provincial este trabajo que realmente consolida la soberanía fueguina en este sector tan querido de nuestro país”, agregó.

Asimismo, el Secretario aseguró que “es un lugar único que tenemos que proteger y que propone muchas sinergias con el resto de la provincia”.

“Una de las principales cuestiones que nos encomendó el Gobernador Melella fue estar presentes aquí lo más rápido posible, ponernos a disposición y conocer la realidad específica de nuestras bases, aprender como interactúan los organismos nacionales y proyectar a partir de ahí las políticas públicas que vamos a llevar adelante desde el gobierno provincial”, subrayó.

Por su parte, la Ministra de Obras y Servicios Públicos de la Provincia, Gabriela Castillo, expresó que “visitar la Antártida es visitar nuestra provincia grande. Recorrimos las bases Marambio y Esperanza para tomar contacto con la gente, con los investigadores, con los proyectos y con el ejercicio de soberanía que se lleva adelante en este lugar”.

“Desde el gobierno de la provincia estamos presentes en este territorio muchas veces no visto, pero que requiere claramente del acompañamiento de un Estado fuerte que atienda a las necesidades que se tienen aquí”, recalcó.

Castillo comentó además que “tuvimos también la posibilidad de recorrer y compartir el día a día de la Escuela Nº38 Raúl Alfonsín, conocer sus necesidades y relevar las reformas edilicias y el equipamiento que hacen falta”.

“Si bien es una escuela que se ha reconstruido a partir de un incendio en el año 2008, hay que mejorar la cuestión edilicia, el sistema de calefacción, los techos y la reposición de ventanas para mejorar la condición térmica. Estas reformas tienen que ver con mejorar las condiciones para los niños y los docentes de este establecimiento”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí