jueves, enero 21, 2021
Inicio Insólito ARAF denunció a los dueños de los pitbulls que mataron a 9...

ARAF denunció a los dueños de los pitbulls que mataron a 9 perros

Las denuncias continuaron sumandose desde este 30 abril, cuando 3 pitbulls chipeados fueron soltados y atacaron a otros animales, falleciendo 9 animales y otros tantos muy heridos.
Se presentaron en total 9 denuncias ante la Fiscalía en el edificio de Tribunales, por violación a la Ley N° 14.346 de Maltrato y Crueldad Animal; daños y perjuicios y la existencia de un criadero clandestino de perros de esa raza; contra una pareja que vive en el asentamiento conocido como “Las Raíces”.
Los denunciantes aportaron material fílmico, fotográfico y testimonios; asimismo solicitaron que se tomen medidas, entre ellas propusieron que el Juez ordene castrar a los animales, que los dueños se hagan responsables de los daños ocasionados; que los pitbulls sean asignados a otra tarea, como búsqueda y rescate, tras un adiestramiento en Buenos Aires, y que no se restituyan a la pareja denunciada.
En ese sentido, Vélez indicó que “desde 2017 los dueños de otros perros venían denunciando que a estos los venían soltando continuamente”. Agregó que “de hecho, hubo otros casos anteriores de perros que fallecieron por el ataque de estos mismos animales”, expuso. Durante el último hecho, fallecieron 7 perros con dueño y otros en situación de calle, que se encontraban en la zona.
“Como Asociación Protectora, no queremos demonizar bajo ningún punto de vista la raza pitbull –aclaró la titular de ARAF-; porque sabemos que el comportamiento y temperamento de cada animal depende en un 30 por ciento de la herencia genética y el 70 por ciento de la educación y el entorno que le da el dueño”, sostuvo. “Y de ese 30 por ciento, el 20 es el mismo en todos los animales y sólo el 10 por ciento está ligado a la variable de raza”, explicó.
Vélez afirmó que “el ataque y la masacre que ocurrió fue sólo en un 10 por ciento por la peligrosidad del pitbull”, mientras que “lo que sí era muy peligroso en este caso, era el contexto de educación, el ambiente violento en que vivían estos animales”, por eso, “lo que queremos es que los dueños asuman la responsabilidad que les toca”, dijo.