domingo, noviembre 29, 2020
Inicio Salud El hummus que provocó dos internaciones era una elaborado en una casa...

El hummus que provocó dos internaciones era una elaborado en una casa sin habilitación

El jueves pasado, dos hermanas de 25 y 32 años ingresaron al Sanatorio Güemes, del barrio porteño de Palermo, con un cuadro de botulismo tras haber consumido un producto de hummus orgánico artesanal. Ambas pacientes permanecen hospitalizadas en terapia intesiva, luego de recibir suero antobotulínico de urgencia.

Habían comprado el alimento en un local del barrio de Villa Urquiza y lo habían consumido ambas, por lo cual cuando sintieron la visión borrosa, dificultades para tragar y debilitamiento, los síntomas típicos del botulismo, se dirigieron al centro de salud con el frasco del producto.

Una investigación realizada en conjunto con la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, la ANMAT constató que la intoxicación se produjo a partir de la ingesta de una pasta de garbanzos comercializada por la marca Tsuki Macro Vegan.
Allí, en dudosas condiciones de higiene, se elaboraban productos macrobióticos y veganos (como mermeladas, condimentos y conservas) sin ningún tipo de habilitación, permiso o control bromatológico correspondiente, según constataron la ANMAT y una inspección ocular. Luego los comercializaban a través de dietéticas en su página web, por Mercado Libre y en ferias gastronómicas.

El fiscal Michienzi ordenó el secuestro de aproximadamente 118 kilos de mercaderías, con la clausura administrativa y judicial de toda la actividad y la ANMAT intimó a través de una alerta a la empresa elaborada a descontinuar la producción y comercialización de todos los productos y realizar un retiro inmediato y preventivo de mercado de todos los productos de la marca en el país. También se secuestró documentación y elementos vinculados a la elaboración de los productos.

El único imputado por el ejercicio ilegal de la actividad es hasta el momento el responsable del lugar, y aún se avanza en la recolección de pruebas para determinar otros delitos más graves contra la salud pública. Tras las dos hospitalizaciones, la empresa cerró sus cuentas de Facebook e Instagram.

La Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) del Instituto Malbrán, que también intervino en el caso, confirmó la presencia de botulismo en ese producto que fue consumido por las hermanas internadas en terapia intensiva, según informó la ANMAT el fin de semana en un comunicado.