domingo, noviembre 29, 2020
Inicio Sociedad El Presidente de la Cámara suscribió el compromiso social “Acción por las...

El Presidente de la Cámara suscribió el compromiso social “Acción por las dos vidas”

El vicegobernador de la Provincia y titular del Parlamento, Juan Carlos Arcando suscribió, esta mañana, el compromiso social “Día Internacional de Acción por las 2 Vidas”. Fue durante una entrevista que mantuvo con el pastor Javier Campero y Miguel Arévalo, representante del departamento Laicos y la Red de Profesionales de la salud de la Conferencia Episcopal Argentina.

Buscan que sectores religiosos del país, “nos acerquemos a funcionarios y políticos en campañas electorales, para comprometerlos en trabajar en salvar a las dos vidas”. En este sentido, Arévalo señaló la intención de que los actuales funcionarios y candidatos a estamentos públicos, “firmen el compromiso”.

El documento cita la sesión del Congreso de la Nación del 8 de agosto pasado, cuando rechazó el proyecto de Ley “que intentaba legalizar el aborto”. En el escrito, califican de “hecho histórico y un signo de esperanza para el mundo”

“Un año después, la lucha por la defensa de las dos vidas se expande, inspirando a ciudadanos de todo el mundo”. En este sentido, el próximo 8 de agosto buscan celebrar el Día Internacional de Acción por las 2 vidas y se mostraron “convencidos de que la mejor forma de superar la falta dialéctica que plantea el aborto”.

“Promover leyes y políticas para combatir la mortalidad materna, el abuso y el aborto que contemplen los derechos de las dos vidas, especialmente a través de la prevención, la educación, mejoras en los sistemas de atención, contención y acompañamiento a los embarazos vulnerables y de riesgo y en los sistemas de adopción”.

“Convocar a un diálogo honesto y pacífico a quienes creen que la legalización del aborto es la solución a los problemas de la mujer y a trabajar juntos, desde todos los sectores, por soluciones integrales, superadoras y verdaderamente humanas”.

“Solo podremos construir un mundo más justo y humano, sobre el respeto inquebrantable del derecho a vivir de todos, sin excepciones, sin excluidos. Detengamos el avance en una cultura del descarte con una cultura de la vida, el encuentro y la solidaridad”.

Al finalizar, sostienen que el futuro de la humanidad “depende de nuestro empeño en cuidar estas dos vidas. “Son el fundamento de todo derecho humano y la base para una sociedad justa y pacífica. Porque sin vida no hay derechos, y sin derechos no hay futuro”, cierra ese documento.