viernes, noviembre 27, 2020
Inicio Policial RG Penitenciaría: Denuncian que dos Jefes de pasan recargos estando de franco

RG Penitenciaría: Denuncian que dos Jefes de pasan recargos estando de franco

El hecho se conoció luego que el mismo personal subalterno lo denunciara. Es que los efectivos del servicio penitenciario revelaron que sus jefes (dos de ellos) “se pasan recargos cuando no están en la Unidad de servicio”.

Los “recargos”, son como horas extras que se pagan aparte del sueldo. Según informaron los mismos agentes, “el jefe de la unidad, y su segundo se pasan recargos mientras están de franco de servicio. A esa misma hora están estudiando en la universidad”, revelaron.

Según indicaron se trataría del director del penal de Río Grande, Ciares Ariel y el Subdirector Olartes Cristian, que se encuentran estudiando la carrera de Abogacía, y en los horarios en los que se encuentran en la universidad UCES, figuran de recargo en la unidad. Dicha situación habría ocurrido durante todo el ciclo 2018 y el personal teme que la situación se repita este año.
“Son alrededor de 18 recargos por mes que se pasan. Para evitar ser anotados en el libro de guardias, solo realizan las planillas, que luego se firman entre ellos mismos. Es decir, el feje firma la del sub jefe, viceversa” explicó uno de los denunciantes.

El hecho trascendió recién en estos días, cuando los agentes enojados con sus jefes por el destrato, relevaron esta irregularidad: “a nosotros nos sancionan si llegamos tarde, o no venimos a un recargo, pero ellos directamente no vienen y encima se pasan recargos”, denunciaron.

El malestar es, según indicaron los efectivos del penal, más que nada sobre “uno de ellos, que es muy exigente con la gente. Te sanciona si llegas 5 minutos tarde. Además, cumplís tu guardia y te notifican que tenes que venir a un recargo. Si no venís te sancionan de nuevo. Son unos cara dura, ellos el año pasado estaban estudiando, no venían a la Unidad y a esa hora se pasaban recargos”.

Adema trascendió que, según dijeron “estarían autorizados por la jefatura”.
Los efectivos solicitaron mantener sus identidades en reserva, debido al “estricto régimen verticalista” que tiene, ya que “si saben quiénes somos nos sancionan o seguro vamos a sufrir persecución”, alegaron.